Se seca el río Carrizal; 50 mil habitantes de Centro y Cunduacán, sin agua potable

Como consecuencia de un “inusual estiaje” al bajar el nivel del río Carrizal, la fuente de abastecimiento a la planta potabilizadora La Isla I está siendo interrumpida de forma intermitente por lo que la distribución del vital líquido disminuyó, afectando a 38 localidades de Centro y 17 del municipio de Cunduacán, donde residen más de 48 mil habitantes, informó Luis Contreras Delgado, coordinador general del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) del ayuntamiento capitalino.

En recorrido realizado esta mañana por la planta de captación situada en la margen derecha del río Carrizal en la ranchería Corregidora 3ª sección, el titular del SAS y personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), constataron que el caudal se encuentra con niveles alarmantes de su causa, de hasta 30 centímetros de profundidad, y se aprecian ‘playones’, lo que impide la succión normal para el proceso de potabilización.

Contreras Delgado consideró que este es un fenómeno atípico porque el estiaje normalmente se presenta en los meses de mayo-agosto pero desde diciembre de 2018 ya tenemos problemas de azolve en varias captaciones, como ocurre en la potabilizadora La Isla I.

En la información difundida no se alude si esto pudiera ser consecuencia de una disminición del líquido que se vierte del sistema hidroeléctrico del Alto Grijalva hacia los ríos Mezcalapa, Samaria y Carrizal cuyos niveles dependen de la operatividad de las presas localizadas en territorio chiapaneco, toda vez que las lluvias en suelo tabasqueño (sierra de Huimanguillo) no impactan en gran medida en dichos cauces.

Manifestó el titular del SAS que la situación es preocupante porque desde este miércoles 6 de febrero, se tuvo que detener el proceso de potabilización en la planta La Isla I, debido a que las bombas están succionando arena al tenerse niveles muy bajos; “el colchón mínimo de la lámina de agua es de 30 a 40 centímetros y eso imposibilita la operación de los equipos, ya que debe tener un tirante de agua para que la extracción se dé en condiciones óptimas”.

Señaló que a causa de las aguas bajas, la infraestructura de la planta potabilizadora corre el riesgo de deteriorarse, desde el parshall, floculador, sedimentadores, filtros y hasta la cisterna, por eso “tuvimos que parar a partir de las 6 de la mañana; se limpió una parte y se reanudó pero con problemas porque no tenemos agua para procesar”.

El titular del SAS admitió que es preocupante lo que está aconteciendo porque para dotar de agua a todas las comunidades, no alcanzaría el número de pipas para abastecerlas. No refirió si el bajo nivel del Carrizal pudiera afectar también la operatividad de las plantas La Isla II y Carrizal que también se abastecen de dicho río.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s